Mobiliario de ambiente retro

Cómo decorar un restaurante con ambiente retro

Dentro del sector de la hostelería el estilo con el que vistas tu mobiliario y espacio donde los clientes van a degustar de tu cocina y platos es importante. Los elementos que incorpores y el ambiente que quieras dar cara al público influirá en lo que quieras transmitir al público, siempre siendo acorde con el servicio que ofreces en tu negocio.

¿Quieres ambientar tu restaurante con un ambiente retro?

Si te encanta el mobiliario antiguo, el estilo retro puede llegar a ser una posibilidad muy acertada para tu local. Creará un ambiente que nos evoca a épocas pasadas, dando al entrar una sensación de pertenencia a los años 50 o 60 por los muebles antiguos y las peculiares formas que tienen.

Peculiaridades de este estilo

Hablamos de un ambiente retro como un estilo único, pero dentro de este existente una gran diversidad. Podemos incorporar un aire más clásico o bien un mobiliario británico que en la actualidad lo definimos como chic.

La ventaja principal que nos ofrece este estilo es la mezcla o fusión de piezas diferentes pudiendo combinar elementos antiguos con modernos, consiguiendo una combinación perfecta. Es aquí donde debemos de tener cuidado, puesto que si predominan las piezas de años pasados podemos sobrecargar el espacio y dar una sensación de antiguo, cuando lo que queremos es encontrar un equilibrio en el ambiente introduciendo piezas actuales y modernas.

El estilo retro puedes incluir piezas exclusivas y únicas que ningún otro restaurante cuente con ellas, puedes crear un espacio inimitable.

No se nos pueden olvidar los vinilos tan característicos en aquella época y así como en la actualidad.

Sobresale el mobiliario con formas redondeadas, priman las líneas curvas y formas geométricas, estas últimas sobretodo son reflejadas en los tapizados de sofás incluso también son muy comunes en las paredes.

Por todo ello, puedes crear un espacio magnífico y personal, donde tus clientes se sientan exclusivos y no encuentres otro restaurante semejante al vuestro.

Materiales que acompañan

El material que más acompaña al estilo retro dentro del mobiliario de hostelería son la madera y el cuero. Todos tenemos en mente las tradicionales sillas de madera de los años 60 tapizadas en cuero. Abundan los acabados con brillos en las maderas.

Otro elemento indispensable en cuanto al mobiliario son las mesas redondas retro acompañadas en algunos de los espacios con sofás los cuales no suelen pasar desapercibidos por sus estampados, algunos pueden llegar a parecer muy futuristas.

Mobiliario de ambiente retro

Muy importante que los colores tengan un papel importante, sobresalen a golpe de vista. Triunfan los colores vivos que llenan de luz el espacio como pueden ser los verdes y naranjas entre otros. Y no solo se llevan a cabo en el mobiliario sino que también se incorporan en las paredes, muchas forradas con papel que dibuja formas geométricas siempre dando un toque divertido.

Diferencia entre el estilo retro y vintage

Muchos de nosotros cuando pensamos en un estilo retro tendemos a mezclar o tener una visión vintage. Sin embargo son dos estilos diferentes que se pueden separar con facilidad todos sus aspectos para poder distinguirlos.

Un estilo retro se reconoce por su mobiliario de años pasados, no quiere decir que pertenezcan a esa época pueden ser réplicas de la tendencia de los años 50 y 60.

Por otro lado, un estilo vintage está compuesto por mobiliario que también evoca al pasado pero su mobiliario y los objetos que componen su decoración fueron fabricados en esa época y todavía conservan su estado. Por ello tienen un valor económico superior al retro.

Diferencias del mobiliario retro y vintage

Dos estilos muy similares pero su esencia es completamente diferente, donde el estilo retro lo crean diseñadores actuales que se inspiran en el pasado y vintage puede entenderse como un estilo de vida.