Restauración de sillas de madera para hostelería

¿Cómo se restauran las sillas de madera?

¿Quién no ha visto en algún sitio o tiene una vieja silla y se ha planteado tirarla? El desgaste y la degradación de las sillas de madera por el uso y el transcurso del tiempo es inevitable. En muchas ocasiones, nos deshacemos de ellas sin plantearnos la existencia de otras opciones que resultan más económicas que comprar una silla nueva y entran en consonancia con el medio ambiente, favoreciendo el reciclaje y el desarrollo sostenible del medio. Además, ofrece la posibilidad de darle un toque personal y creativo al resultado final. Así que saca esa vieja silla que tienes guardada en el trastero y, ¡manos a la obra!

¿Qué necesitamos?

Varios de los materiales y herramientas que necesitaremos para realizar la restauración los tendremos en casa y, de los que no dispongamos, podremos hacernos con ellos en cualquier tienda cercana. ¡Y además podrás reutilizarlos para más restauraciones!

  • Decapante para madera
  • Espátula
  • Lija para madera
  • Brocha de pintura
  • Destornillador
  • Esmalte acrílico
  • Gomaespuma (opcional)
  • Retal de tela
  • Cola para pegar (opcional)
  • Tornillos
  • Alicates
  • Lápiz
  • Grapadora para tapizar
  • Metro

Pasos para la restauración

A continuación, te mostramos los pasos para realizar el proceso de restauración de una silla de madera. Seguro que con el ánimo y las ganas que tienes de realizarlo, obtendrás un resultado excepcional.

PASO 1: Eliminar la pintura

Antes de nada, debemos quitar los restos de pinturas anteriores que cubren la silla para poder seguir trabajando. Para ello, en primer lugar debemos aplicar una capa de decapante, lo que ayudará a que nos resulte más fácil realizar esta tarea. Tras unos minutos, con ayuda de la espátula, eliminamos la pintura que se encontrará reblandecida por el efecto del decapante. Para finalizar este primer paso, procedemos a lijar la silla, erradicando cualquier resto de materiales o pequeños desperfectos sufridos durante su vida útil.

PASO 2: Pintar la silla

No hay un color predeterminado para pintar la silla, así que dejamos a tu gusto la elección de éste para que puedas mostrar tu inspiración y creatividad, dando tu toque personal y haciéndolo a tu gusto.

Empleando la brocha de pintura y el esmalte acrílico elegido, llevaremos a cabo la pintura de la silla con sumo cuidado. Con la precaución de pintar todo de manera uniforme, procedemos a pintar la silla dando en todo momento brochazos en la misma dirección. De esta forma, evitaremos que queden marcas y señales provocadas por la forma de aplicar el esmalte.

PASO 3: Retirar el asiento y elaborar el prototipo del tapizado

¡Llegó la hora de mostrar tu creatividad! Si tu silla es la típica silla de madera, puedes aplicarle un toque personal y a tu gusto, estableciendo un nuevo tapizado en el asiento que cambiará por completo el diseño de la misma.

Mientras se seca la pintura aplicada a la silla, podemos realizar el patrón de confección del tapizado de la misma. Para poder separar el asiendo del resto de la silla, destornillamos los tornillos que lleva incrustados nuestra silla a modo de sujeción del asiento.

Más tarde, con ayuda de los alicates, quitamos las grapas que adhieren el antiguo tapizado al asiento para poder elaborar el patrón del nuevo tapizado con exactitud (antes de continuar, ¡echa un vistazo al paso 5!). Tras haber realizado esta tarea, realizamos el patrón de la tela. Para ello, medimos el asiento y pasamos las propias medidas al retal de tela marcándolas con el lápiz, dejando algunos centímetros de margen para ajustar y embellecer su colocación en el asiento.

Restauración de sillas de madera para hostelería

PASO 4: Tapizar el asiento

Para completar este paso, acoplamos la tela ya cortada y la sujetamos con grapas por debajo del asiento, intentando que la tela quede bien tensada para prevenir que queden arrugas. Para evitar que se vean los bordes recortados, anteriormente a graparla, podemos realizar un dobladillo en los bordes de la tela empleando los centímetros de tela que habíamos dejado de margen. Si aún así, deseamos que no se vean los bordes por debajo del asiento, podemos colocar bajo él un retal de tela de cualquier tipo y graparlo, intentando que quede bien tenso, como ocurría con la tela del tapizado.

PASO 5: Elaboración del asiento con gomaespuma (opcional)

En caso de que tu vieja silla de madera no dispusiera de un asiento acolchado como nuestra maravillosa  silla de madera modelo Cuca, o desees reemplazarlo, puedes añadirle uno hecho personalmente. Anteriormente a la realización del patrón en la tela, se mide la superficie del tablero y se trasladan las medidas a la gomaespuma. Después, aplicamos una capa de cola y se adhiere la gomaespuma a la superficie del tablero, empleando una pequeña fuerza para que ésta quede bien pegada. Tras esto, procederíamos a realizar el patrón con la tela y continuaríamos de la misma manera.

PASO 6: Colocar el asiento

Finalmente, se coloca el asiento sobre la silla. Para ello, podemos utilizar los mismos tornillos extraídos anteriormente o, si las condiciones no son óptimas, reemplazarlos.

Si no eres capaz de sacar tu inspiración y no eres muy manitas, ¡no pasa nada! ¡seguro que destacas en otras muchas cosas! . Desde Talaya Ambrona te ofrecemos unas magníficas sillas de madera, con unos increíbles precios, que ayudarán a decorar tu restaurante o cafetería.