Calidez-madera

El proceso de fabricación de sillas de madera paso a paso

Como todos sabemos, la silla es uno de los muebles más antiguos que se conocen. Este cuenta, con un respaldo, generalmente presenta cuatro patas y su finalidad ha sido y es la de servir de asiento a una persona. Existen millones y millones de sillas y estas pueden estar elaboradas con diferentes materiales: madera, hierro, forja, plástico o una combinación de varios de ellos.

Según el modelo que se elija, estas pueden ser: clásicas, rústicas, modernas, de oficina… Las que son anchas, con respaldo alto, con brazos y balancín se denominan sillones de madera. En Talaya Ambrona, somos especialistas en madera, y por ello en el artículo de hoy queremos contarte el proceso de elaboración de una silla de madera clásica. Si eres un amante de este mueble, te encantará conocer su proceso de fabricación.

Fabricación de sillas de madera

Antes de empezar, hablaremos de las herramientas y útiles a utilizar para llevar a cabo la fabricación y elaboración de las sillas de madera.

Herramientas y útiles para la fabricación de una silla de madera

A continuación se muestran las herramientas que se necesitarán para elaborar este mueble:

  • Madera dura que soporte el peso medio de una persona: pino, cerezo, abedul…
  • Destornillador eléctrico
  • Martillo
  • Sierra eléctrica de mano
  • Cinta métrica
  • Pintura o Barniz
  • Clavos o Pegamento
  • Lija de papel o lija eléctrica

Una vez se tienen preparados todos estos útiles, se puede dar comienzo a la fabricación de las sillas de madera.

Proceso de fabricación

Este proceso es uno de los más sencillos, debido a su diseño moderado. Si por ejemplo hablásemos de la fabricación de sillas de madera plegables su proceso se complicaría mucho más, debido a su mayor nivel de complejidad de diseño. Es el momento de empezar a describir paso a paso las fases de la fabricación de una silla de madera clásica.

  1.  Para empezar se debe cortar un pedazo de madera de 5 x 10 cm de espesor y dividirlo en cuatro piezas. Cada pieza debe tener unos 40 cm de largo aproximadamente, pues estas piezas de madera serán las patas de la silla.
  2. Una vez cortadas las 4 patas de la silla de madera es el momento de cortar un trozo cuadrado de madera plana de 4 cm de espesor y consiguiendo una medida de 30 cm cuadrados. Esta pieza de madera corresponde al asiento de la silla. Con el asiento ya cortado se realiza la “pendiente” deseada en la parte trasera del asiento, con un descenso de unos 2 cm, este se consigue con la ayuda de una garlopa.
  3. Con las patas y el asiento, pasamos a fabricar el respaldo de la silla de madera. Para ello se corta un trozo de madera de forma cuadrada de 30 cm cuadrados. El espesor del respaldo, al igual que otras medidas, depende del modelo de silla o del diseño que vayamos a seguir, ya que según que preferencias se llevará a cabo de uno u otro modo. El diseño de este, también varía de las especificaciones requeridas.
  4. Con las piezas ya cortadas, es hora de conseguir el acabado que deseemos. Para ello, se lija en primer lugar con una lija gruesa y luego con una muy fina, se va perfeccionando para así ir alcanzando el nivel de suavidad que se prefiera. En este paso, es importante que el enfoque se centre principalmente en el asiento y en el respaldo de este, ya que las astillas que puedan aparecer podrían ser peligrosas e introducirse en partes incómodas del cuerpo.
  5. A continuación, pasaríamos al siguiente acabado, el color. Se pintan, tiñen o barnizan las sillas, dependiendo del acabado deseado. Una vez aplicado este acabado se dejará secar, o se introducirá en una máquina de secado, si la fabricación fuese en serie.
  6. Con la ayuda de una sierra eléctrica o de mano, según la fabricación, se realizarán muescas en la parte superior de cada una de las patas y también en la parte trasera del asiento. Para conseguir que ambas piezas encajen de forma perfecta. Para ensamblar estas al asiento, hay diversos modos de hacerlo, pueden estar ensambladas con pegamento, con clavos a partir de un martillo o con tornillos con el uso de un destornillador eléctrico. Estos útiles varían según la naturaleza del proceso.
  7. Con las patas ya unidas al asiento, une el respaldo a estas. De igual modo que el paso anterior, esto se puede llevar a cabo con ayuda de un martillo, un destornillador eléctrico, clavos o tornillos.
  8.  Por último, con las sillas de madera ya fabricadas, se debe pasar un control de seguridad, en el cuál se compruebe su correcto funcionamiento y estabilidad deseada. Una vez realizado este control, la silla estará lista para su distribución.
silla madera

Silla de madera

Como has podido ver, el diseño de una silla de madera es un proceso relativamente sencillo, pero siempre es aconsejable que si quieres unas sillas de calidad, cuentes con profesionales para que sean ellos quien las fabriquen y te aseguren su viabilidad y durabilidad.