Sillas de estilo rústico para restaurante

Elegir sillas de madera rústica para tu restaurante

Si quieres hacer de tu restaurante un lugar en el que tus clientes se encuentren cómodos y seguros, haciéndoles sentir como si estuvieran en su propia casa, deberás comenzar por cambiar aspectos básicos del mobiliario de hostelería que ellos tengan presentes en el día a día. Y, ¿hay algo más básico que el lugar donde se van a sentar? Las sillas elegidas serán determinantes a la hora de hacer sentir bien a tus clientes, no solo estéticamente, sino a niveles de confortabilidad y comodidad. Para todo ello, las sillas de madera rústicas  pueden sernos de ayuda.

Lo que dura la madera…

No podíamos comenzar este post sin hablar de una de las características estrella de la madera rústica, su durabilidad. ¿Quién no ha visto en casa de algún familiar cercano un mueble de madera que por más que pasan los años sigue estando ahí? Y encima parecía que cuanto más antiguo era, mayor era su calidad. Lo mismo ocurre con las sillas de madera rústica, decantarse por su elección es apostar por el caballo ganador con el transcurso de los años. Las sillas de madera rústica, con los cuidados oportunos, apenas sufren el desgaste con el paso del tiempo, por lo que no tendremos que preocuparnos en renovar las sillas de nuestro restaurante en algún tiempo.

Diseño: detalles y elegancia por bandera

Encaminados siempre hacia la mejora de las sillas de madera rústicas, cada vez son más la cantidad de modelos y diseños que nacen. Manteniendo su estilo elegante y natural, hay multitud de opciones existentes para los diferentes perfiles de los restaurantes. Desde los estilos más clásicos, como nuestra silla de madera modelo Imperial, hasta los más contemporáneos como la silla de madera modelo Nieves, la variedad de formatos que podemos escoger es muy amplia, contando con modelos básicos y tradicionales o modelos con multitud de detalles, que hacen de esta categoría una de las más preciadas por los restaurantes y los propios consumidores.

Sillas para decoración rústica

Abunda la comodidad

Una de los aspectos que debemos valorar muy por encima del resto es la comodidad. Lo que pareciera un aspecto negativo a destacar de este formato, se convierte cada vez más en un punto a favor, pese a su dureza y rigidez.

Debemos hacer que los clientes se sientan cómodos en nuestro restaurante, que no quieran levantarse e irse corriendo porque no aguantan más sentados en esa silla tan incómoda. Para ello, las sillas de madera rústica pueden ser una gran opción, pues la incorporación de nuevos modelos de asientos y el empleo de acolchados, han incrementado notablemente la comodidad de ellas.

Una moda eterna

Como el tren de juguete de madera del que jamás nos cansaremos, la elección de sillas de madera rústicas siempre será tendencia. El aire natural y clásico, intercalado con los últimos diseños vanguardistas, hacen que su elección se mantenga en la cumbre entre casi la totalidad de los restaurantes. Si además, a esta característica le añadimos la tremenda durabilidad que mencionamos con anterioridad, podremos estar seguros que durante años no nos quedaremos anticuados.

Frente a todo y con todo

El mantenimiento de las sillas de madera rústica como una de las elecciones más deseadas, no se debe solamente a la superioridad de éstas sobre las de otro material, sino que además de ello son sumamente versátiles. La gran cantidad de diseños y colores en los que las tenemos disponibles, las hacen congeniar con muchísimos estilos y materiales. En función de la decoración del restaurante, podremos elegir un formato u otro, teniendo cuidado a la hora de no discrepar mucho entre los diferentes estilos sabiendo diferenciar entre qué incluir y qué no incluir.

Fijeza y firmeza

A todos nos ha tocado más de una vez meterle una servilleta doblada en alguna pata con la intención de hacerla un pelín más estable, pero eso rara vez sale bien y hemos tenido que cambiar la silla por otra. Dadas las características y naturaleza de la madera rústica, este tipo de sillas son de las más estables. No solo a la hora de quedarse cojas o no, también a la hora de no zarandear de un lado para otro al cliente que se siente sobre ella.

El valor de todo por el precio de nada

En función del tipo de material que se escoja para las sillas de madera rústica, encontraremos un precio u otro, más alto o más bajo. Lo que sí es cierto es que la variabilidad de precio entre la madera y el resto de materiales es nula. Podemos encontrar sillas de madera rústica que se ajusten a nuestro presupuesto y su precio no sea superior al de las sillas de plástico o metal, manteniendo todas las características citadas con anterioridad y manteniendo la relación calidad-precio.

Desde Talaya Ambrona lo tenemos claro, las sillas de madera rústica son la mejor elección para completar el mobiliario de los restaurantes. Y tú, ¿vas a perderte todo esto?