Pintar sillas de madera, ¿cuándo es conveniente?

Pintar sillas de madera, ¿cuándo es conveniente?

El concepto de sostenibilidad está presente cada vez más en muchos hogares y locales de hostelería. La corriente que aprueba la segunda vida de los muebles viejos o en desuso va ligada directamente con el reciclaje y la creatividad. En este aspecto entra en juego la imaginación interna de cada uno para reinventar unos viejos muebles y convertirlos en mobiliario de ocasión. Las sillas son el tipo de mueble más comúnmente restaurados, si tienes alguna por el trastero de casa es el momento perfecto para sacarla y dar rienda suelta a tu imaginación.

¿Qué sillas de madera puedo pintar?

Casi la totalidad de las sillas de madera pueden ser pintadas, pero eso sí es más conveniente pintar las sillas más antiguas que ya han perdido la apariencia estética y que están listas para ser restauradas. Eso no es impedimento para restaurar las sillas actuales de tu local. En muchas ocasiones se quiere renovar la decoración de los establecimientos sin gastar demasiado presupuesto y para ello se echa mano de este viejo truco. Aunque no sean antiguas puedes darles una segunda oportunidad cambiando su apariencia física.

¿Cómo pintar sillas de madera?

Hay muchas formas de dar una nueva oportunidad a tus sillas antiguas y una de las más recurrentes es la de cambiar el color a las sillas pintándolas. Te contamos algunos tips a poner en práctica para que la experiencia de restauración sea la esperada y no termine en un fracaso total y con la silla favorita de tu abuelo en la basura.

Útiles necesarios para la restauración

Antes de empezar con la restauración debes preparar los materiales y herramientas que utilizarás para dar una nueva imagen a tu vieja silla.

Materiales

  • Base de imprimación
  • Pintura elegida

Herramientas

  • Lijadora
  • Brochas
  • Pinceles

Hay una serie de errores comunes por los que todo novato en la restauración pasa, para evitarlos presta atención a lo que te vamos a contar. Teniendo en cuenta estos consejos y poniendo empeño y amor podrás crear las sillas de tus sueños. Además estas sillas te ayudarán en la decoración retro de tu próximo restaurante

Primer paso: lijar las sillas

Uno de los errores típicos de cualquier novato de la restauración es el de olvidarse de lijar la superficie de madera antes de echar la primera capa de pintura. Si no lijas la madera, las imperfecciones que tu vieja silla tenía continuarán presentes. Para lijar adecuadamente debes seleccionar la lija dependiendo del tipo de madera de la silla.

Base de imprimación

Antes de iniciar la primera capa de pintura debes esparcir una capa previa de imprimación, esta ayudará a que la pintura se adhiera mejor a la madera. Este paso no es obligatorio pero si quieres conseguir unos mejores resultados es recomendable efectuarlo.

Primera capa de pintura

Asegúrate de contar con el material adecuado: pinceles, brochas y pintura para comenzar con el pintado. Si quieres que el acabado final de la silla sea el adecuado debes respetar el tiempo de secado entre una y otra capa. Puede parecer una obviedad pero el tiempo de secado entre ambas capas puede extenderse hasta un día dependiendo de las características de la estancia donde realices la restauración. Una vez secada la primera capa llegará el momento de dar una segunda capa final a la silla de madera y repetir el mismo proceso de secado que en la primera capa.

Elige una buena zona de restauración

Importante: Evita el sol.

Para evitar que la pintura utilizada tenga una reacción frente al sol, es conveniente elegir muy bien el lugar de restauración. Es bueno realizarlo en sitios cerrados y fríos para evitar que el viento interrumpa nuestro proceso y para conseguir que el secado se acelere.

Decoración extra

Una vez que has dejado secar tu silla de madera y que por fin está terminada puedes añadir algún elemento decorativo que la ornamente. Puedes elegir la opción de tapizar el asiento si se presta a ello, añadir vinilos decorativos en la parte del respaldo o pintar detalles sutiles a lo largo de las patas de la silla. Cualquier innovación la hará única y aumentará su valor sentimental.

Para pintar sillas de madera únicamente debes tener claro que sillas vas a pintar y qué decoración vas a elegir para ello. Una vez que tengas claro estos dos aspectos los pasos a seguir serán muy sencillos y podrás convertirte en el propio restaurador de tus muebles. En Talaya Ambrona te animamos a innovar.