Sillas de restaurante rústicas para bar

¿Por qué poner en tu bar sillas de comedor rústicas?

Cuando hablamos de sillas, no solo nos referimos a ellas como tal, sino que estamos hablando de uno de los útiles más importantes en cualquier tipo de local. Más aún, si hablamos del mobiliario de hostelería, pues los clientes deben sentirse cómodos y ligados al ambiente en todo momento. En ambos ámbitos, las sillas tienen mucho que decir, ya que serán el elemento clave de los clientes y ocupan un lugar destacado en la decoración del establecimiento. Por ello, debemos poner especial atención a la hora de elegir las sillas para nuestro bar. En esta ocasión, te hablamos de las sillas de comedor rústicas, que son una de las grandes opciones a la hora de amueblar nuestro negocio, debido a que pueden realizar grandes aportaciones en la construcción de un clima ideal y determinan, en gran medida, es estilo de la decoración.

A continuación, te mostramos las razones más destacadas que hacen de ellas una de las opciones preferidas por la mayoría de hosteleros.

Tradición para tu bar: sillas de hostelería rústicas

Las sillas rústicas, tiene unas características muy peculiares que las hacen únicas. Entre ellas, encontramos su capacidad para trasladarnos a la naturaleza, a ese olor a campo y a ese ambiente artesanal en el que tan a gusto nos encontramos todos. Su diseño y elegancia, darán un toque tradicional a tu bar, haciendo vivir a tus clientes una experiencia única llena de sensaciones inolvidables. Como si se encontraran en un lugar al que llevan yendo toda la vida, tus clientes automáticamente sentirán esa sensación de las cosas bien hechas, a su gusto, de los productos naturales y de calidad. Estas características engancharan a tus clientes y harán que tu bar se convierta en su sitio de confianza.

Para ello, las sillas de madera pueden ser la opción más destacada, ya que no sobrepasan los límites de lo rústico y, además de destacar en el cumplimiento de las características mencionadas anteriormente, ofrecen exclusivos diseños y comodidad.

Sillas para bar de madera

Hazlos sentir como si se encontraran en casa

Unido a lo anterior, aparece la gran capacidad de hacer sentir a tus clientes como si se encontraran en casa. El estilo creado, en gran parte, gracias al establecimiento de las sillas de comedor rústicas, hará que tu establecimiento desprenda una sensación única de acogimiento. La comodidad aportada por las sillas y la gran calidez que éstas desprenden, hacen sentir al cliente que no ha salido de casa, que se encuentra en un lugar en el que puede ser él mismo y en un ambiente distendido, en el que relajarse y pasar un buen rato.

Elementos naturales para triunfar en tu decoración

Además de llevar implícito ese elemento natural, las sillas de comedor rústicas nos ofrecen la posibilidad de completar la decoración con elementos naturales, ya que toleran la inclusión de numerosos complementos de todo tipo.

En este sentido, podemos encontrar grandes y económicos compañeros decorativos en la naturaleza, cumplimentando perfectamente el efecto provocado por las sillas rústicas. Los elementos que se pueden y se deben incluir son fácilmente alcanzables por todos. Las cañas de bambú, las cestas de mimbre, el esparto e incluso un conjunto de ramas secas en un bonito jarrón de barro, pueden aportar toques alucinantes en nuestra decoración.

Aun así, siempre cabe la posibilidad de ir a más, y existen elementos que destacarán aún más las sillas de comedor rústicas. Estos elementos son las vigas de madera, las chimeneas de piedra y, en definitiva, cualquier útil artesano de estos materiales, como pueden ser los arcos en las paredes y una barra americana de piedra.

Colores suaves en consonancia con la decoración

Una de las grandes ventajas que nos ofrecen las sillas rústicas es la gran mezcla de colores que podemos realizar entre éstas y el resto de la decoración. Si no queremos tener demasiada pesadez y agotar a los clientes, e incluso a ti mismo, te recomendamos que juegues con los tonos de las sillas rústicas y el resto de la decoración ya que de esta forma el ambiente quedará menos cargado , a la vez que transmite una sensación de armonía.

Para conseguir esto, puedes optar por escoger colores más suaves para las sillas rústicas y establecer tonos más marcados en las paredes. También puedes seguir la vía contraria, eligiendo colores más oscuros para las sillas y otros más suaves para las paredes, jugando con los colores del resto de la decoración pero manteniendo siempre la consonancia entre todos ellos.

Desde Talaya Ambrona, te ofrecemos diferentes tapizados y colores para que elijas el tono de tus sillas que mejor se adapta al resto de mobiliario. De esta forma, también podrás establecer un toque más personal en la decoración de tu bar.

Definitivamente, si estás pensando en renovar el mobiliario o la decoración de tu bar, o montando tu propio bar, ¡con el estilo rústico acertarás seguro! Para ello, las sillas de comedor rústicas pueden ayudarte a conseguir marcar bien este referente estilo. Decántate tanto por aquellas fabricadas en madera, el material rústico por excelencia, como en materiales como el mimbre o el metal.